Competición

Demi Vollering, de patinadora sobre hielo y florista a ganar el Tour de Francia Femenino

El año 2018 fue clave para ella, ya que aparte de lograr sus primeras victorias como ciclista aficionada, tomó la arriesgada decisión de dejarlo todo para dedicarse 100% al ciclismo.

Demi Vollering, la reciente ganadora del Tour de Francia Femenino, tiene una gran historia de superación, ambición, pasión y trabajo duro detrás de su éxito. Natural de Pijnacker, en Países Bajos, y con 26 años cumplidos, la corredora del SD Worx viene de una familia de floristas y, además, es una apasionada del patinaje sobre hielo.

Demi Vollering, de patinadora sobre hielo y florista a ganar el Tour de Francia Femenino
Demi Vollering. Foto: Demi Vollering / Instagram

Pasión ciclista desde su más tierna infancia

Como buena holandesa que es, las bicicletas siempre han formado parte de la vida de Vollering. Ya desde su más tierna infancia, con la primera bicicleta que le compró su abuela, Demi no dudó ni un instante en quitarle los ruedines y comenzar a disfrutar del liberador equilibrio que proporciona el darle a los pedales.

A medida que fue creciendo, Demi tuvo que aprender a correr más rápido en bicicleta ya que, por su propia terquedad y porque los niños de su barrio eran un poco mayores que ella, no quería rodar más lento. Así se empezó a forjar su condición de competidora, algoi que por otro lado y según ella misma dice, también se debe a la mentalidad de las mujeres de su tierra.

Siguiendo los pasos de sus primas, que competían en alguna que otra carrera, a los 12 años se apuntó a un club de ciclismo excursionista para salir en bici los fines de semana, una experiencia que terminó de consumar su pasión por la bicicleta al tiempo que también la compaginaba con su afición por el patinaje sobre hielo.

El paso de los años no hizo más que acrecentar las ganas de Vollering por competir sobre una bicicleta, pasando por distintos equipos ciclistas al tiempo que también estudiaba diseño floral siguiendo la tradición familiar para, una vez acabados dichos estudios, trabajar en dos floristerías a la vez sin dejar de entrenar sobre las dos ruedas.

Pero trabajar y entrenar a nivel profesional no son tareas compatibles, o al menos que puedan hacerse a pleno rendimiento. El año 2018 fue clave para ella, ya que aparte de lograr sus primeras victorias como ciclista aficionada, tomó la arriesgada decisión de dejarlo todo para dedicarse 100% al ciclismo.

En 2019 fichó por el Parkhotel Valkenburg, un equipo donde ganó sus primeras carreras como profesional y donde en 2020 logró llamar la atención del SD Worx Team, su actual equipo, que no dudó en enviar a Anna van der Breggen, dos veces campeona del Mundo, y a Chantal Blaak, campeona mundial en ruta y en pista, para convencerla de dar el paso.

Demi Vollering aceptó la propuesta y desde entonces, su palmarés no ha dejado de crecer. En 2021 venció en la Lieja-Bastoña-Lieja y fue tercera en el Giro. En 2022 estrenó la Itzulia ganando las tres etapas y quedó segunda en el Tour tras Van Vleuten. 2023 ha sido su año de confirmación, con victorias en la Strade Bianche y A Través de Flandes antes de su gran hito: ganar el Tour de Francia Femenino 2023.

Ahora en portada

Más en Competición