Competición

El Torneo Interclubs Vinalopó de ciclismo se convierte en el foco de un sinfín de noticias sensacionalistas sin veracidad alguna

Según explica la organización, el recorrido de Villena se ha hecho durante varios años y debido a la dureza del trazado, la climatología, etc, siempre han terminado entre un tercio y la mitad de los participantes.

El pasado día 2 de marzo, se celebró en Villena la sexta etapa del Torneo Interclubs Vinalopó, una serie de carreras de carácter lúdico en las que toman la salida juntos desde corredores juveniles (16 / 17 años) hasta Máster-60 (más de 60 años). Estas carreras se realizan por carreteras comarcales de la zona donde se celebran, con una 'Cápsula de Seguridad' marcada por la Guardia Civil que va indicando el cierre del tráfico en la parte delantera y la apertura de este en la parte trasera de la mencionada cápsula.

El Torneo Interclubs Vinalopó de ciclismo se convierte en el foco de un sinfín de noticias sensacionalistas sin veracidad alguna
Sexta etapa (Villena) del Torneo Interclubs Vinalopó. Imagen: Rubén Vico

La organización de la prueba explica lo sucedido

Precisamente es este tipo de formato de la prueba el que ha llevado a la etapa de Villena a convertirse en titular de numerosas noticias de carácter sensacionalista publicadas por otros tantos medios de comunicación, algunos de ellos de ámbito nacional y con muchos millones de visitas mensuales. Como es habitual, estas noticias solo buscaban atraer tráfico hacia los medios, pasando por alto la veracidad de la información.

¿Y qué se ha causado tanta repercusión en relación a la Interclubs Vinalopó de Villena? Pues que la carrera terminó con solo 52 de los 182 ciclistas que tomaron la salida cruzando la línea de meta, donde se había montado un control antidopaje que supuestamente habría hecho que el resto, los 130 participantes restantes, se quedasen a mitad de camino para evitar pasar dicho control.

El promotor de este noticia tan jugosa parece ser el medio Ciclo21, referenciado después por muchos otros medios de comunicación entre los que se incluyen algunos tan importantes como El Correo, ABC, 20 Minutos, Sport, Onda Cero, Antena 3, Información, ElDesmarque, El Español y un largo etcétera más buscando el clickbait fácil.

Por supuesto y como no podía ser de otra forma, las redes sociales también han tenido buena culpa de ello, con participantes de la propia prueba echando gasolina al fuego acerca del tema del dopaje y poniendo en duda que los abandonos fuesen por causas distintas a las de un control antidopaje situado en la meta de la carrera.

Pero nada más lejos de la realidad, ha sido el propio organizador de la prueba el que ha tenido que salir en defensa de la competición, de los ciclistas que compiten en él, y del ciclismo en general, explicando lo que sucedió realmente en Villena. Y no tiene nada que ver con la fuga de ciclistas.

Como se ha mencionado al principio de este artículo, las carreras del Torneo Interclubs Vinalopó se celebran con una 'Cápsula de Seguridad' marcada por la Guardia Civil que va indicando el cierre del tráfico en la parte delantera y la apertura de este en la parte trasera de la mencionada cápsula. Dentro de esta cápsula van todos los vehículos y corredores que participan y el tiempo que se permite entre el inicio y final suele ser muy reducido, de 5 a 7 minutos en el mejor de los casos.

Cuando el árbitro situado en la parte trasera de la cápsula llega a la altura de los corredores que no han podido llevar el ritmo del pelotón, les indica que a partir de ese momento están fuera de carrera, que deben quitarse el dorsal y circular con precaución con tráfico ya abierto, al encontrarse fuera del espacio de seguridad marcado. Esto quiere decir que esos participantes ya no están en carrera y por tanto, se puede entender aunque no lo sea, que han abandonado.

Dentro del Torneo hay recorridos más o menos exigentes, causas externas como el viento, el frío, la lluvia, caídas, etc, que provocan que el número de corredores que finalizan cada etapa, sea mayor o menor, tal y como sucedió en Villena, con varios puertos de montaña y unos 90 km de distancia, con mucho viento y frio en la parte final.

Durante el transcurso de la prueba el comité de árbitros fue retirando de carrera a muchos participantes que se quedaron atrás y poco antes de la llegada a Villena también se produjo una caída con muchos implicados, lo que también dejó fuera a varios de ellos. Todo estos fueron abandonos por circunstancias de carrera y no estuvieron relacionados con que hubiera un control antidopaje en la zona de meta.

Según explica la organización, el recorrido de Villena se ha hecho durante varios años y debido a la dureza del trazado, la climatología, etc, siempre han terminado entre un tercio y la mitad de los participantes, que fue el mejor de los casos donde a la cápsula de seguridad se le dio mayor tiempo. El número de corredores que acabaron la etapa de Villena fue acorde a lo sucedido en años anteriores en los que no hubo control antidopaje.

Desde la organización del Torneo Interclubs Vinalopó queremos dejar claro que estamos totalmente en contra de cualquier comportamiento antideportivo, que nuestro único propósito es organizar las carreras más seguras posibles para los corredores, darles la mayor cobertura y visibilidad, y no vamos a defender ni a acusar a ninguno de ellos porque no es nuestro cometido. Por otro lado también queremos dejar constancia de que estamos en total desacuerdo con aquellos medios que publican noticias sin contrastar que confunden y dan una idea equivocada a todos sus lectores, con el único fin de conseguir visitas. Con esa forma de generalizar sin explicar los detalles reales están haciendo un flaco favor a este deporte, señalan desde la organización.

Ahora en portada

Más en Competición