Todo lo que hay que saber sobre la longitud del manillar y la forma en que afecta al ciclista

La evolución geométrica de las bicicletas y la aparición de modelos cada vez más específicos para cada disciplina han sido los principales culpables del crecimiento de los manillares. Los manillares anchos, antiguamente empleados en el mundo del descenso donde la geometría de las bicicletas invitaba a ello gracias a un ángulo de dirección más afilado y un tubo de dirección más corto, se han extendido al resto de disciplinas debido esta misma razón: geometrías cada vez más versátiles, con ángulos de dirección más relajados, cuadros más largos y triángulos traseros más cortos para equilibrar el rendimiento tanto cuesta arriba como cuesta abajo.

¿Por qué manillares más anchos? Teóricamente, para conseguir una mayor estabilidad en la dirección con menos esfuerzo gracias a la obtención de una mayor palanca, sobre todo en tramos técnicos especialmente rápidos. Otra ventaja es que, con un manillar más ancho, el ciclista adopta una posición que le expande la caja torácica, permitiendo así una mejor función pulmonar. Teorías aparte, la propia forma de rodar del ciclista, los tipos de ruta por los que se rueda y la longitud de brazos y anchura de hombros de cada persona son los que realmente determinan el ancho de manillar que realmente se necesita.

En TodoMountainBike: Todo lo que hay que saber sobre la longitud del manillar y la forma en que afecta al ciclista
Manillar de bicicleta. ©Rottonara/Pixabay

A día de hoy, con bicicletas cada vez más diferenciadas según la disciplina a la que van destinadas, los manillares se han ido ensanchando, siendo lo más habitual rodar con manillares de entre 650 y 750 milímetros de extremo a extremo. Aunque la tendencia es montar manillares cada vez más anchos, también es cierto que la gran mayoría de manillares traen marcas de corte en sus extremos. Esto se debe a que cada ciclista es un mundo y, de la misma forma que ajusta la altura del sillín a su estatura o elige la talla correcta de cuadro, también tiene la posibilidad de cortar (o no) el manillar de acuerdo a sus necesidades.

¿Cómo encontrar la longitud del manillar ideal? Se trata de una cuestión muy personal, por lo que no hay una regla escrita. Como norma general, para rodar en pistas técnicas rápidas un manillar ancho es mejor, mientras que para rodar en pistas ratoneras estrechas, lo más idóneo es un manillar más corto por su mayor reactividad. También hay que tener en cuenta la constitución física del ciclista, ya que a menor anchura de hombros o longitud de brazos se hace necesario acortar la longitud, y viceversa.

La mejor forma de obtener la medida de manillar ideal que cada ciclista necesita es montar un manillar ancho y, con ayuda de unos puños de tipo lock-on (fijación por tornillo), ir probando en diferentes rutas desplazando los puños hacia dentro o fuera del manillar hasta encontrar la posición ideal para, posteriormente, cortar el manillar (si es necesario) en la medida que más cómoda resulte a cada ciclista.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más