La medida de entrepierna, la clave para no equivocarse con la talla de la bicicleta

El eterno dilema a la hora de comprar una bicicleta es elegir correctamente la talla que cada ciclista necesita. Aunque lo más aconsejable es que los profesionales de una tienda de bicis asesoren a sus clientes, puede ocurrir que a la hora de elegir talla los expertos en cuestión no sean tan expertos. Para ir sobre seguro, nada mejor que calcular la talla correcta de la bicicleta en función de la medida de entrepierna.

En TodoMountainBike: La medida de entrepierna, la clave para no equivocarse con la talla de la bicicleta
Taller de bicicletas. Foto: Pexels

Medida de entrepierna

Se trata de la distancia que va desde la planta del pie hasta el perineo. Se puede calcular de la siguiente forma: estando de pie y descalzo, se coloca un libro entre las piernas haciendo tope en el perineo (o zona íntima). La medida se toma desde el extremo superior del libro hasta el suelo con ayuda de un metro. Es importante mantener la postura erguida, por lo que puede ser necesaria la ayuda de una segunda persona.

Con la medida de entrepierna calculada, se aplica una fórmula universal ampliamente extendida en el mundo del ciclismo: medida de entrepierna x 0.21. El resultado de esta operación matemática es el equivalente a la talla del cuadro en pulgadas que el usuario necesita en función de la longitud de sus piernas. A modo de ejemplo, una medida de entrepierna de 86 centímetros con la fórmula 86x0,21 da como resultado 18,06 pulgadas, lo que equivale a una bici de talla 18".

¿Qué pasa con las bicicletas cuya talla no está expresada en pulgadas? Muchos fabricantes clasifican las tallas de sus modelos con tamaños (XS, S, M, L, XL, etc) en lugar de pulgadas. La equivalencia aproximada de las tallas en letras es la siguiente: XS son 14" a 15", S son 15" a 17", M son 17" a 19", L son 19" a 21", y XL son 21" a 23".

Ante la duda y en caso de que un ciclista se encuentre entre dos tallas de cuadro y no sepa cuál elegir, hay que tener muy en cuenta que es más fácil solucionar un cuadro algo pequeño mediante la instalación de una tija más larga o retrasada o mediante una potencia más larga o de diferente ángulo, que encontrar solución para un cuadro que viene grande.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio y de ofrecer anuncios personalizados. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información en nuestra Política de Cookies. Acepto | Quiero saber más