Los peligros de rodar en un bosque cuando la climatología es adversa

En ciertas estaciones del año, especialmente en invierno, se suelen dar ciertos períodos de tiempo (a veces unas horas, a veces semanas) en los que la climatología se torna muy adversa. La lluvia y el viento, sobre todo cuando están presentes a lo largo de muchos días, causan cambios importantes en las zonas naturales, provocando un ablandamiento del terreno que, en casos extremos, puede dar lugar a corrimientos de tierra y otros desastres relacionados. En el siguiente vídeo, un claro ejemplo: un bosque viniéndose abajo, literalmente. Precaución ahí fuera, queridos ciclistas.

Este sitio web utiliza cookies analíticas, persistentes y de terceros con la finalidad de prestar una mejor experiencia de uso a los visitantes del sitio. Si continúas navegando consideraremos que estás aceptando su uso. No obstante, puedes cambiar la configuración de las cookies u obtener más información. Acepto | Quiero saber más