General

BMC no se libra de la crisis económica y solicita ayuda al Gobierno suizo a modo preventivo

La decisión se debe a la difícil situación económica que continúa afectando tanto al sector minorista de bicicletas como a la industria en general, impactando a marcas de todos los tamaños.

El fabricante suizo de bicicletas BMC ha presentado una solicitud al cantón de Solothurn para implementar un programa de jornada reducida, según informa el medio local Grenchner Tagblatt. La decisión se debe a la difícil situación económica que continúa afectando tanto al sector minorista de bicicletas como a la industria en general, impactando a marcas de todos los tamaños.

BMC no se libra de la crisis económica y solicita ayuda al Gobierno suizo a modo preventivo
Distribuidor de la marca. Imagen: BMC

Una medida de prevención en caso de necesidad

El programa de jornada reducida permite a una empresa reducir efectivamente las horas laborales de sus empleados a tiempo completo durante períodos de crisis, con el objetivo de minimizar la necesidad de despidos. Esta medida implica que el cantón suizo donde está ubicada la empresa, Solothurn, puede compensar a los empleados hasta el 80% de las ganancias perdidas temporalmente debido a la reducción de horas laborales.

Según el citado medio, la solicitud por parte de BMC al Gobierno suizo es una medida más preventiva que reactiva, lo que significa que, en caso de necesidad de asistencia gubernamental, la documentación ya estaría en proceso de aprobación. Intenciones aparte, la solicitud se produce en un momento en el que las empresas de bicicletas a nivel mundial se enfrentan a desafíos económicos muy significativos.

David Zurcher, director general de BMC, señala que tanto el consejo de administración como la dirección de la empresa se anticiparon a esta situación y tomaron medidas preventivas adecuadas, realizando los ajustes necesarios. También recalca que la solicitud gubernamental sigue la tendencia que han adoptado otras marcas durante y después de la pandemia.

Cada vez son más las marcas que se han visto afectadas por la combinación de dificultades para satisfacer la demanda durante los años de la pandemia, seguida de una marcada caída en la demanda una vez que se resolvieron los problemas de abastecimiento pendientes.

Empresas como Zwift, Bianchi o Specialized han tenido que realizar despidos, mientras que otras como Giant han retrasado el pago a proveedores. Shimano, el principal fabricante mundial de componentes para bicicletas, también ha experimentado una fuerte disminución en sus ingresos. BMC es la última en sumarse a una lista de víctimas que, por el momento, no deja de crecer.

Ahora en portada

Más en General